Gestión del conocimiento en instituciones educativas

¿Cómo beneficia la gestión del conocimiento a las instituciones educativas superiores?

La gestión del conocimiento es una iniciativa que pone en realce al conocimiento como la pieza clave para la eficiencia y la innovación dentro de cualquier organización. El mundo académico actual se enfrenta ante grandes exigencias de calidad de servicio y de producción de conocimiento. Cada institución necesita tener a docentes y estudiantes satisfechos; para ello, además de una propuesta educativda de calidad, necesita lograr prestigio y financiamiento que logra -entre otras cosas- a través de altos niveles de producción científica.

En este escenario, la gestión del conocimiento incorpora en las organizaciones capocidades para que los miembros de la comunidad educativa puedan acceder, usar o mejorar el conocimiento que día a día se genera. Podemos identficar dos dimensiones de conocimiento estratégicas dentro de instituciones educativas:

Dimensiones gestión de conocimiento HEI

Como se puede apreciar, dentro de las instituciones educativas se genera conocimiento de diversos tipos. Ahora bien: ¿dónde está ese conocimiento? ¿es accesible a todos? ¿se aprovecha de manera fructífera? 

Mejora de las prácticas docentes gracias a la gestión del conocimiento
Los docentes pueden acceder a buenas prácticas de docencia y compartir aquellas que ellos personalmente han adquirido en su ejercicio profesional. La misma organización puede publicar vídeos cortos o listas de chequeo para consumo rápido. Para que este conocimiento sea fácilmente accesible se puede clasificar por área académica, nivel educativo (grado o pregrado), tipo de recurso, etc. Por otro lado, los docentes pueden comentar en estas prácticas, añadiendo matices, complementando procesos o comentando experiencias de aplicación. Un proyecto de gestiuón de conocimiento fomenta una comunidad de práctica de docentes, y la mejora del servicio educativo desde un enfoque de aprendizaje informal y autónomo.

Mejora de la innovación
Investigar y producir conocimiento científico es una piedra angular para la valoración de una institución educativa superior. Cuando un estudiante o un grupo de investigación se embarca en un nuevo proyecto investigativo puede aprovechar de la experiencia previa de otros estudiantes o grupos; si bien se espera que se lea una cantidad importante de papers o tesis, puede ayudar mucho el contar con un centro de conocimiento donde queden identificados y descritos algunos alcances teóricos puntuales.  Estos alcances pueden estar publicados en forma de pastillas de conocimiento. El tener a la mano conocimiento curado y validado, en un lenguaje comprensible y con las conexiones con otros conocimientos, puede acelerar mucho el proceso de investigación.

Mejora de los procesos de gestión académica
La gestión académica es un sostén crítico para una experiencia satisfactoria, tanto para docentes cuanto para estudiantes. La gestión del conocimiento puede aportar recursos para resolver problemas y tomar decisiones con mayor rapidez y facilidad. Por ejemplo, puede publicarse un procedimiento para resolver problemas de matrícula por vías digitales, con lo cual el reclamo de un estudiante puede resolverse con celeridad. 

En conclusión, la gestión del conocimiento es un proyecto que aporta mucho valor a las instituciones educativas. Este proyecto implica una serie de políticas, metodologías y tecnologías que tienen que estar en constante trabajo, para mantenerse vigente, relevante y suficiente. En un próximo post, hablaremos de las metodologías apropiadas para llevar a cabo este tipo de proyectos. 

En Aprendizaje360 contamos con la experiencia y los expertos para implementar gestión de conocimiento; ponte en contacto con nosotros para trabajar juntos y sacar el máximo provecho al conocimiento que cada día se genera en tu organización.